Jueves, 05 Octubre 2017 12:02

¿Desea respuesta rápida de Diódoro Carrasco? Publíquelo en Oaxaca

  • Al parecer el Secretario General de Gobierno está más al pendiente de allá que de Puebla

La Secretaría General de Gobierno del estado, a cargo del fuereño de Oaxaca Diódoro Carrasco Altamirano es muy eficaz y rápida en sus respuestas… pero en su estado.

Se siente verdadera pena ajena, como se dice popularmente, que un asunto baladí, sin importancia para Puebla, tenga respuesta de pocos días pero en Oaxaca, de donde es originario el ínclito Secretario General de Gobierno de… Puebla.

Muchos poblanos se quejan de que asuntos y quejas planteadas a la Secretaría General de Gobierno, no tienen respuesta y en el caso afirmativo, es un proceso lento. Sin duda, es el problema de importar funcionarios –como si en nuestra entidad no hubiera gente preparada-, al gobierno estatal, más celosos de su imagen en su estado natal que del lugar donde cobran y comen.

Aquí está la prueba que circula en las redes sociales: En correspondencia particular, don Diódoro Carrasco Altamirano con fecha 27 de septiembre manda una carta aclaratoria al periódico El Imparcial, en carta dirigida su director general, el periodista don Benjamín Fernández Pichardo.

Palabras más, palabras menos, don Diódoro exige se aclare una columna llamada Escaparate Político, donde el autor Felipe Sánchez en una publicación del 21 de septiembre lo involucra por la actuación de dos antiguos colaboradores de más de 20 años, por haber destinado supuestamente fondos a una campaña presidencial. Esos colaboradores trabajaron en el gobierno de 2010-2016 de Oaxaca.

Se nota en el texto que estaba furibundo, don Diódoro dice que esas publicaciones “son conjeturas, afirmaciones temerarias y faltas de ética”, son “imputaciones totalmente falaces” y entonces recurre al principio legal de “quien afirma está obligado a probar”.

Termina su misiva exhortando al periodista que presente pruebas de sus dichos “que no solamente son falsos sino con una tendencia evidentemente difamatoria” por lo cual  “se reserva el derecho de actuar conforme a la ley por el daño moral infligido”.

Ah que don Diódoro. Sin duda está en su derecho de aclarar, pero las preguntas surgen:

¿Está más pendiente de los asuntos de Oaxaca que de Puebla? ¿Paga de su bolsa todos los asuntos referentes a Oaxaca? ¿Por qué no pone ese interés a los asuntos poblanos, como frenar la inseguridad? ¿Para él es poca cosa nuestra Puebla? ¿Le preocupa más su imagen que los daños en la entrañable Oaxaca? Si el titular de la Secretaría General de Gobierno se ocupa de este modo de los asuntos de su tierra natal ¿qué se puede esperar del numeroso grupo de funcionarios provenientes de ese estado? ¿Qué cosas o asuntos de uno de los estados más pobres le inquietan tanto al oaxaqueño?            

A continuación, la carta enviada a El Imparcial.

En este link, puede ver la columna de marras en El Imparcial, para que el lector lea a que campaña se refiere y quienes son los amigos de don Diódoro, que están en la cárcel. 

En fin, como escribió de Jorge Riechmann (España, 1962) en su Poema 5:

¿De qué estábamos hablando?
En realidad lo que quería decirte
lo tiene escrito ya Nicanor Parra:

"Todo lo que se dice es poesía
todo lo que se escribe es prosa
todo lo que se mueve es poesía
lo que no cambia de lugar es prosa."

Lo más urgente, poesía con valor de uso.
Lo más nefasto, poesía sin valor para el cambio.


Por: Raúl Torres Salmerón

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Visto 59 veces Modificado por última vez en Jueves, 05 Octubre 2017 12:06